FIT For Innovation Technology

Big Data

Desde la masificación de las computadoras y más aún desde la irrupción de internet en nuestras vidas cotidianas, casi la totalidad de nuestras acciones (una compra, un endeudamiento, matrícula en un colegio o universidad, un like en cualquier página de Facebook, una multa de tránsito, una cirugía, una enfermedad) están registradas en una o muchísimas bases de datos. De eso se trata el big data: es esa vorágine de datos almacenada en ordenadores o en la nube (otra tecnología) que nunca para de crecer. Hoy distintas empresas utilizan big data para crear conocimiento. Aquí la calidad de la información es lo que más cuenta. Las empresas de retail conocen con precisión los gustos de sus clientes, las compañías de seguros saben quién tiene más posibilidades de generar una accidente de tránsito, los bancos pueden hacerse una idea de quién podría cometer fraude o, en su defecto, ser excelentes pagadores de hipotecas, un individuo, con la información correcta al alcance de la mano, podrá decidir si es buen momento para cambiar de empleo, si la empresa a la que postula es sólida y se proyecta su crecimiento. Entonces, lo importante en realidad es la calidad de la información y también, el procesamiento de la misma para poder llegar a conclusiones que nos ayuden a tomar buenas decisiones. ¿Cómo llegamos a esto? A través de un análisis predictivo.